Instituto Masira

Propuesta computacional de investigador UDES busca el biocontrol de vectores propagadores de enfermedades

  • Destacado
  • Jueves, 13 Agosto 2020 19:20

A través de una innovadora propuesta de nivel bioinformático, Efraín Hernando Pinzón-Reyes, docente investigador del Laboratorio de Biología Molecular y Biotecnología (Biomol), de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UDES, busca reducir el tiempo de investigación experimental mediante algoritmos, con los cuales se podrían lograr resultados de simulación en semanas, esto teniendo en cuenta que este tipo de investigaciones pueden tardar meses o incluso años de trabajo.

Por medio de esta propuesta computacional, Pinzón-Reyes en colaboración con Miguel Orlando Suarez-Barrera, Nohora Juliana Rueda-Forero, Sebastián Abaunza-Villamizar y Paola Rondón-Villarreal, también investigadores del Laboratorio Biomol; junto con Daniel Alfonso Sierra-Bueno, profesor de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Industrial de Santander (UIS) e investigadores del Centro de Bioinformática y Simulación Molecular de la Universidad de Talca (Chile), exploraron la posibilidad de obtener nuevas variantes de toxinas Cry11 para controlar vectores propagadores de enfermedades, mediante técnicas bioinformáticas recombinantes de ADN como una alternativa al campo de estudio de la evolución dirigida.

not articulo biomol2Efraín Pinzón-Reyes junto con equipo de investigadores del Laboratorio de Biología Molecular y Biotecnología (Biomol), de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UDES, durante una jornada tomada antes de la pandemia.

De manera que, por medio de la bioinformática y haciendo uso de técnicas computacionales se almacena y gestiona información de tipo biomolecular, “en este caso específico dicha búsqueda computacional se centró en las mutaciones benéficas del ADN de los genes Cry11 que producen toxinas que permiten el bio-control de insectos propagadores de enfermedades, como el Aedes aegyptis, mosquito que propaga la malaria, el dengue y enfermedades tropicales”, manifestó Pinzón-Reyes.

Cabe destacar que las toxinas Cry11 se dan por procesos naturales en bacterias benéficas, que no tienen efectos secundarios en otros organismos o en el ser humano. Según el Pinzón-Reyes, “nuestro trabajo ha sido estudiar cómo podemos encontrar nuevas variantes de toxinas Cry de la bacteria Bacillus thuringiensis, para obtener proteínas con características mejoradas de interés biotecnológico, que posiblemente puedan ser usadas como bio-controladores para los vectores de propagación de enfermedades”.

Esta investigación fue publicada en la revista internacional Evolutionary Bioinformatics, la cual está orientada en las técnicas innovadoras a nivel computacional. Es así que, la Universidad de Santander avanza en la investigación en el área bioinformática, por medio del proyecto que lidera este investigador desde hace diez años.

Por su parte, Pinzón-Reyes destaca la colaboración de grandes investigadores, entre estos el apoyo del Centro de Bioinformática en Simulación y Modelado, de la Universidad de Talca, donde realizó su estancia posdoctoral de la mano del profesor Jans Alzate. “Mi paso por la Universidad de Talca en Chile ha sido crucial, allí me he entrenado en técnicas modernas de análisis molecular, y he tenido a disposición su infraestructura de hardware para hacer simulaciones de alto coste computacional”, destacó el investigador UDES.

De esta manera, los investigadores del Laboratorio Biomol buscan obtener nuevas proteínas, realizar mejoras en el bio-control de transmisores de enfermedades, control de plagas para cultivos y algunos elementos terapéuticos, que requieren ayuda experimental, en este caso a través del ejercicio computacional.

not articulo biomol3El investigador Efraín Hernando Pinzón-Reyes es ingeniero de sistemas y cuenta con una maestría y un doctorado en Ingeniería de la Universidad Industrial de Santander.

“En este momento, los resultados de esta investigación son promisorios en el sentido de que tenemos un software, hicimos un algoritmo, replicamos el barajado de ADN en toxinas Cry11 y ensayamos lo que nos daba el computador. Es decir, si a nivel experimental funcionaba, efectivamente el computador estaba pronosticando, entonces vamos por buen camino”, afirmó Pinzón-Reyes.

Es por esta razón que, la Universidad de Santander avanza en esta línea de investigación, la cual permite saltar las barreras del conocimiento y las limitaciones que hay a nivel experimental de tipo sanitario y agronómico con alternativas para el tratamiento terapéutico, a través de la formulación de nuevos proyectos e iniciativas en todas las áreas donde se requiera mejorar el potencial biotecnológico.

Acceda aquí a la publicación completa realizada por el investigador UDES que fue publicada de manera online el pasado mes de julio con DOI 10.1177/1176934320924681.

Por: Shirley Peña Pabón
Correo: 
Ext: 1774 


Bucaramanga
Publicado en masira
Image
Servicios
Sistema Génesis Sistema GALILEO Directorio Telefónico